cartel partido J25web 2015Mañana a las 19:00 se disputa la penúltima jornada de LEB Plata en la que quedan bastantes cosas en juego, pero centrará nuestra atención lo que suceda en la lucha por la permanencia. Cuatro equipos, Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón, Simply Olivar, Brico Depot Ciudad de Valladolid y Xuven Cambados, buscan eludir la plaza de descenso a EBA que aún queda libre tras haberse quedado Viten Getafe con la otra.

De los partidos a disputar mañana por estos cuatro equipos, nosotros nos vamos a centrar en el de Xuven Cambados, que recibe a Viten Getafe. Un partido clave en el que, curiosamente, el rival nada se juega. Miguel Ángel Hoyo, entrenador de Xuven,  nos cuenta que “en este caso también el intentar aportar tranquilidad es importante, el rival no se juega nada a modo clasificatorio, pero siempre quiere competir, y más en el caso de un filial, donde su objetivo principal es formar y sacar jugadores, para ellos la liga es “secundaria”. Además que no me paro nunca en pensar en lo que piensa o puede hacer o dejar de hacer el rival; lo importante somos nosotros, y yo bastante tengo con mi equipo como para ponerme a pensar en si ellos vienen más motivados o menos”.

Nosotros hemos hecho algunos cálculos de los basquet averages entre los cuatro equipos que aspiran a la salvación y en la web de la liga también se publicó ayer un magnífico artículo al respecto. Sin embargo, si Hoyo no quiere pensar en lo que puede hacer su rival, mucho menos darle vueltas a las combinaciones que puedan darse en función de los resultados de los demás implicados en el descenso: “las cuentas de la lechera nunca son buenas, siempre parto del pensamiento que el resto de equipos trabaja lo mismo que yo para ganar los partidos, y al final solo uno puede ganar, eso en muchas ocasiones quita merito a nuestro trabajo porque has perdido y no creo que deba ser así”.

En ZonaOCB a principio de temporada no esperábamos ver a Xuven metido en esta situación. Tuvimos también entonces la oportunidad de hablar con Hoyo y lo cierto es que tanto por su trayectoria y como por algunos de los mimbres con los que contaba el equipo, pensábamos que se podría haber repetido una temporada al menos tan buena como la anterior. Sin embargo, las cosas no han salido como se esperaba y así nos cuenta él mismo que “el trabajo semanal y el juego, incluso comentado por mis compañeros en los banquillos, ha sido bueno. Es cierto que cuando perdemos a 4 jugadores en una semana, ese trabajo se resiente y creo que nos rompieron la inercia positiva que estábamos teniendo como las victorias en Morón, Malaga, Avila, o buenos partidos contra Sammic, Araberri y Marín, pero ahora no es el momento de hacer ningún tipo de balance y sí centrarnos en lo que tenemos; no sirve de nada lamentarnos o quejarnos, tener miedo o estar temerosos por el que puede pasar. Estamos responsabilizados y sabiendo que tenemos que sacar una situación adelante que por trabajo y calidad en el juego no nos esperábamos, pero eso mismo es lo que hace más difícil esta situación, porque las cabezas no estaban “preparadas” para ello y esto nos puede hacer tambalear. Ahí está nuestro trabajo como entrenadores de mantener la tensión, de hacer ver que es un partido muy importante, pero que debemos afrontarlo como debería ser cada partido de liga, y si sacamos esta situación adelante seguro que para todos nosotros será un gran aprendizaje de cara a afrontar siempre los partidos así, como si fuera el último”.

Xuven se la jugará en casa donde lleva más de tres meses sin ganar un partido. En el primer tramo de liga la relativa fortaleza como local (4 victorias en los primeros seis partidos en O Pombal) contrastaba con la incapaz de ganar fuera, pero cuando llegó la primera victoria a domicilio, en diciembre, la dinámica pasó a ser la contraria, pues desde entonces sólo las cuatro victorias a domicilio son las que les han mantenido a la altura del resto de equipos implicados en esta búsqueda de la salvación. Sin embargo en esta cita en Cambados poco importan las estadísticas y mucho el trabajo previo que parece haber sido positivo: “Tanto la semana pasada como esta hemos recuperado el nivel de intensidad y trabajo que habíamos tenido toda la temporada y ya se notó en Tarragona una mejora respecto al último mes donde muchos problemas físicos nos sacaron de nuestro buen hacer. Al final en lo único que podemos confiar es en el trabajo, eso junto con vaciarnos en la pista y darlo todo es lo único que tiene que darnos confianza y seguridad para el sábado hacer las cosas igual”.

Hoyo nunca ha dejado de creer en su equipo, la afición de Xuven tampoco. Mañana tendrán el apoyo de sus vecinos de Marín para, todos juntos, conseguir una victoria que les permita ganar puntos en esta dura carrera hacia la salvación.

Anuncios