Zona de Básquet

LEB Oro – LEB Plata – Liga EBA

El Ventero CBV

Júnior Jiménez repite a los mandos de un Villarrobledo que quiere volver a sorprender como hace dos temporadas. Y lo va a intentar apostando por jugadores con hambre y capaces de ofrecer un ritmo dinámico de juego.

La plantilla de Júnior Jiménez

David Mejía (20 / 185 cm)
Josep Peris (20 / 192 cm)
Joaquín Portugués (25 / 187 cm)

Guillem Sabatés (24 / 195 cm)
Raúl Frías (23 / 185 cm)
David Cuéllar (23 / 197 cm)

Serigne N’Diaye (22 / 204 cm)
Reggie Agbeko (28 / 203 cm)
El Hadji Dieng (24 / 211 cm)
Pa Mor Diene (22 / 209 cm)

Apuesta por el base canario Joaquín Portugués, que repite en Plata tras su paso por Círculo. Amenaza constante desde el triple y con buena visión de juego, le gusta tener el balón para que el juego fluya por él. Le acompañan dos jóvenes valores U22 que suben desde EBA. Desde Llíria llega un Josep Peris que aportará talento ofensivo, elegancia e instinto, pero que debe madurar en su capacidad de control del tempo de juego. Mucho ojo al hispano-dominicano David Mejía, criado baloncestísticamente en Cataluña, que contrapondrá su “inocente” estilo de juego en muchos aspectos; con descaro, velocidad y capacidad de desborde, mientras Júnior le ayude a pulir sus defectos sorprenderá con su estilo alegre y despreocupado.

Perímetro consistente que contará con el dominicano Raúl Frías (tras debutar en Zornotza), un jugador de lanzamiento rápido y que puede ser el finalizador de sistemas y el clutch player del plantel. Desde EBA también sube el exterior catalán Guillem Sabatés, que sabe adaptarse a lo que le pidan y que puede ser un jugador vertical, anotar desde fuera o adquirir el rol de trabajo oscuro. Importante renovación la del alero alto David Cuéllar, con capacidad para llegar el aro y correr en transición; además, sabe aprovechar muy bien su físico y si mejora su tiro es jugador de niveles superiores.

2021Villarrobledo
PEDRAN LOZANO FOTOGRAFÍA

Por dentro, el conjunto troyano ha optado por un equipo físico con jugadores que conocen la categoría, pero con actuaciones de tono gris el curso pasado. Reggie Agbeko, con confianza, debe ser el hombre fuerte; un 4-5 físico, con movilidad, tiro de 3-5 metros y capacidad para el rebote. Serigne N’Diaye pone la movilidad y la capacidad de desplazamiento, mientras que El Hadji Dieng será el encargado de poner los centímetros de su físico para rebotear e intimidar. La vuelta de Pa Mor Diene para cerrar la pintura es la nota alegre; ya brilló en Plata en su anterior experiencia en el equipo (18/19) y, a pesar de su liviano físico, tiene la envergadura y la movilidad para ser de nuevo importante.


Este
PratBarça BGranca B
Bàsquet Menorca
PardinyesNavarra
AlbaceteL’Hospitalet
La Roda
Benicarló
TarragonaJairisCornellà

Oeste
UDEAEstela – Zamora
IraurgiCDPMarbella
MorónClavijo
Zornotza – Círculo GijónCarbajosa
AlcobendasEnrique Soler – Zentro

A %d blogueros les gusta esto: