Zona de Básquet

LEB Oro – LEB Plata – Liga EBA

Força Lleida

El año pasado se salvó en la última jornada y, así, Jorge Serna se ganó su continuidad tras haber sustituido a Comenge un mes antes. Ahora, han decidido dar un lavado de cara, diciendo adiós a jugadores de la segunda unidad que llevaban tiempo en el club, mientras siguen piezas clave como Feliu o el muro Mbaye. En cuanto a las incorporaciones, han hecho una apuesta por jugadores con mucho que ofrecer, tanto en el mercado FEB (Chapela, Djuran, Sierra, Fall) como en el extranjero (Turner, Kyei). Mención aparte merece la llegada de Sergi Quintela, que puede estar ante un gran año.

La plantilla de Jorge Serna

Nombre Puesto Altura Edad
Robert Turner Base 191 25
Adrián Chapela Base 192 24
Sergi Quintela Escolta 185 22
Fernando Sierra Escolta 195 23
Miki Feliu Alero 198 33
Filip Djuran Alero 196 27
Nil Brià Alero 195 21
Obi Kyei Ala-Pívot 206 23
Eric Stutz Ala-Pívot 204 26
Ablaye Mbaye Pívot 208 28
Mass Fall Pívot 208 25
Vinculados
Jordi Bergadà Base 188 19
Albert Lafuente Base 188 19
Víctor Vinós Escolta 194 21
Juan Oliva Pívot 205 21
Medias
s/vin.
198 25.1
Medias
c/vin.
197 23.8

1×1

Si quieres ampliar información de algún jugador, en algunos casos puedes pinchar sobre su nombre para conocerle más a fondo.

Robert Turner. Tras graduarse en Texas Tech (’15), fue MVP en Mongolia en 2017, y al fin la temporada pasada debutó en Europa, con un buen año en Francia. Combo guard físico y con buena altura (191 cm), es un base vertical, con o sin bloqueo directo, difícil de detener cuando penetra, muy peligroso desde la media distancia y que elevará el nivel de la defensa. La duda recae en si en ataque estático llevará adecuadamente el ritmo de juego ilerdense.

Adrián Chapela. Vuelve a Oro como un base diferente, más hecho físicamente y más maduro, para quedarse en la liga. Capaz de ser ‘dos’ si su entrenador requiere dos bases en pista, tiene una buena lectura de juego que acompaña a su altura y a su intensidad defensiva atrás. Sus puntos más débiles podrían ser el tiro exterior y la toma de decisiones, pero su progresión, sin duda, es constante.

Sergi Quintela. Llega cedido desde Breogán tras conseguir la Copa Princesa y el ansiado ascenso, y el lucense aterriza en el Barris Nord, donde se reencontrará con su gran amigo Chapela, para tener un rol importante tras dos temporadas integrando la segunda unidad lucense. Se trata de un ‘dos’ bajo, pero con una fuerza, garra y velocidad que le hacen ser muy peligroso en ataque por su verticalidad y velocidad para lanzar desde cualquier lado; en defensa, es una lapa y muy incómodo para el rival. Está deseoso de coger la responsabilidad.

Fernando Sierra. Llega desde Plata y puede ser una de las sorpresas agradables del equipo. Swingman, jugador voluntarioso, muy activo, con mucha determinación para ir hacia dentro, con unos buenos muelles que le ayudan a cargar el rebote y capaz de anotar de fuera con buenos porcentajes, aspecto donde ha progresado a base de trabajo. Todavía tiene margen de crecimiento y debe ir a más en el manejo de balón y mejorar ciertos aspectos de la lectura del juego.

Filip Djuran. Tercera experiencia en España, y probablemente esta ocasión sea la más importante por el rol a asumir. Debe ser el tirador del equipo, con o sin balón, en un papel de ejecutor de sistemas. A pesar de que no es muy alto, no nota la diferencia frente a ‘treses’ altos y entiende el juego, lo cual es una ventaja para leer las situaciones.

Miki Feliu. La veteranía personificada. Ya no es el jugador explosivo que los rivales temían, pero el respeto sigue latente. Su saber estar, su inteligencia y su capacidad para postear, lanzar desde lejos o ir al rebote lo hacen imprescindible para un equipo en el que su peso va más allá de la pista.

Nil Brià. Da el salto desde Plata y parte, a priori, como quinto alero. Swingman de tremendos muelles, sabe usar su fortaleza para penetrar hacia el aro rival. Debe intentar ganarse minutos, mejorar su toma de decisiones y progresar en su lanzamiento.

Obi Kyei. El aussie con pasaporte británico es una de las apuestas de riesgo del cuadro ilerdense. Se trata de un producto NCAA-DII que debutó en el profesionalismo en Alemania. Un ‘cuatro’ atlético, físico, con buena envergadura, capaz de atacar el aro por potencia o jugar en el poste bajo, además de ayudar de forma loable en el rebote. Habrá que comprobar si la falta de rango de tiro consistente y de manejo de balón le pasa factura en una liga tan exigente.

Eric Stutz. El sustituto de Hermet es un 4.5 sólido, móvil, jugador de equipo, buen finalizador y que sabe moverse bien sin balón. Sin miedo al contacto en defensa, cuenta con buena capacidad para el rebote, aunque no ha cuajado en Europa porque está entre dos posiciones. No viene para ser una estrella, sino para aportar al equipo, aprovechar sus cualidades dentro de la pista y ganarse la titularidad.

Mass Fall. Una fuerza de la naturaleza. No es muy alto pero sí muy ancho, y por ello, ideal para jugadas de pick and roll como finalizador, juego por encima del aro o segundas opciones. En tares defensivas, estamos ante un protector del aro a base de intimidación y rebote. Se carga de faltas en exceso y a veces le cuesta leer el partido.

Ablaye Mbaye. Tercera temporada en Lleida tras formarse en la cantera del Barça. Se trata de un pívot muy intimidador, fuerte en el rebote y definidor cerca del aro. Cuando sale fuera de su radio de acción pierde efectividad, pero siempre asegura unos números fijos al plantel.

Entre los vinculados, hay que destacar a Juan Oliva, que llega desde Plata. Se trata de un interior de buena movilidad y con mucho tesón al que la falta de cuerpo y de rango de tiro le limita en esta categoría. También estarán vinculados a Pardinyes Jordi Bergadà (base trabajador, intenso y buen defensor), Albert Lafuente (debe mejorar físicamente, pero tiene talento y buen tiro) y Víctor Vinós (2-3 atlético, rápido y letal a juego abierto; debe mejorar su tiro).

Jorge Serna (entrenador). Tomó el mando el año pasado cuando el equipo se encaminaba al fondo de la clasificación y acabó logrando una permanencia agónica que le supuso una rápida renovación para esta temporada, en la que el técnico tiene claro que el objetivo es salvar la categoría.


Cómo lo ve… Sergi Caufapé

Objetivo del equipo

El objetivo del Força Lleida será crecer como equipo dentro y fuera de la pista. Fijarse solo en la permanencia puede afectar a su autoestima y seguro que tendrá ganas de dar alguna que otra sorpresa, soñando con ser invitado inesperado a unos ansiados playoffs.

Valoración de la pretemporada

Ha combinado un juego plano con el espectáculo, nada fuera de lo normal dentro de estas semanas. Más allá de los resultados, ha sido una pretemporada muy exigente a nivel físico, con Serna dando caña a los chicos.

Nombres a seguir

Hay ganas de ver a Quintela con mucho más peso en una plantilla. Aparte, las apuestas por Turner, Chapela, Sierra o Kyei, entre muchas otras. Habrá que estar atentos al nivel de crecimiento del vinculado Vinós, promete mucho.

Equipos candidatos al ascenso / equipo revelación

Existe un grupo de equipos llamados a ser “gigantes”, como Bilbao y Betis, aunque esto es la LEB Oro y aquí los nombres importan poco. Melilla, Palencia y Palma también deben estar arriba. Pero repito, ya sabemos de qué va esta Liga.


BilbaoReal BetisMelillaPratPalenciaOCBAmicsCoruñaCBCVCáceresAraberriBarça BPalmaCOBPeñasGranadaReal Canoe
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: