Zona de Básquet

LEB Oro – LEB Plata – Liga EBA

Club Melilla Baloncesto

En un verano atípico, al Melilla Baloncesto le ha costado más de lo esperado configurar la plantilla. Repite Alejandro Alcoba, el coach del ascenso de la 15/16, y su pieza estrella es el retornado Josep Franch (ACB). Con un equipo donde habrá roles más definidos que anteriores temporadas, el mayor peso, a priori, recaerá en el juego exterior (con Urtasun, Gilling y Agada), mientras que el juego interior, en cierto modo, es una incógnita a pesar de tratarse de nombres que conocen la liga (exceptuando al muro Balaban).

La plantilla de Alejandro Alcoba

Nombre Puesto Altura Edad
Josep Franch Base 192 27
Pol Olivier Base 188 24
Javi Marín Base 193 25
Txemi Urtasun Escolta 192 34
Caleb Agada Escolta 193 25
Jonathan Gilling Alero 203 27
Juan Rubio Alero 198 22
Gediminas Žylė Ala-Pívot 210 29
Jesse Chuku Ala-Pívot 203 25
Vasilije Vučetić Pívot 207 22
Darko Balaban Pívot 211 29
Medias 199 26.3

1×1

Si quieres ampliar información de algún jugador, en algunos casos puedes pinchar sobre su nombre para conocerle más a fondo.

Josep Franch. Vuelve a Melilla, donde consiguió el ascenso, y lo hace para volver a demostrar que es un base diferencial. Se puede pensar que su defensa podría ser mejor, o que cae a veces en la precipitación, pero pocos bases son tan letales como él a campo abierto, tienen tan buen 1×1 o desequilibran con su juego de bloqueo directo. De su inspiración y regularidad van a depender, en gran parte, los resultados del equipo.

Pol Olivier. Tras una temporada de debut profesional donde una lesión le cortó el ritmo, le llega una oportunidad de un equipo top de la categoría. Base con buena planta y rápido, tiene buen manejo de balón y se desenvuelve bien en el P&R; la campaña pasada fue líder estadístico en porcentaje de T3 (52%). Habrá que comprobar si no le pesa la responsabilidad, si es regular, si madura en la dirección del juego y si mira algo más al aro, porque capacidad para ello tiene.

Javi Marín. Sorprendía el cuadro azulino con el fichaje del ex jugador de Morón (LEB Plata). El andaluz dará mucho ritmo, buenas asistencias y moverá el equipo hacia arriba al contraataque. Las dudas vienen desde el plano defensivo (donde sufrirá físicamente) y desde su tiro exterior (que es inconsistente).

Txemi Urtasun. Muchos años en la ACB, pero los problemas físicos le han lastrado estos dos últimos años, jugando solo 25 partidos en tres equipos diferentes (aunque acabó la 17/18 en su mejor momento). Se trata de un ‘dos’ anotador con muchos recursos, con buen tiro de media-larga distancia, buen juego de bloqueo directo y que genera sus propios tiros. Si está bien, en Oro debería ser un jugador importante, aunque debería aumentar su influjo en otros parámetros.

Caleb Agada. Una pantera. El canadiense recientemente estrenó internacionalidad con Nigeria, y Melilla consiguió el fichaje de uno de los destacados del Prat 17/18. Una lapa en defensa, manos rápidas y salida directa a la contra. En ataque, va muy bien al rebote y consigue segundas opciones; también se mueve bien sin balón, buscando la canasta fácil, y cuando lo tiene en su poder, ataca la canasta muy vertical. Si va a más en su tiro exterior y en la lectura del juego, y además no se descentra si no le salen las cosas, puede ser un año top para él.

Jonathan Gilling. Temporada calcada en números en Coruña (8.6 pt, 4.8 re) a la de su debut en la competición con Breogán, pero sensaciones diferentes. Y es que el internacional danés creció en confianza y en rendimiento. Un peligro con su tiro exterior, puede irse al poste cuando saca ventaja a su par o crear peligro desde la media distancia. Capaz de ser falso ‘cuatro’, su aporte en defensa y ayuda al rebote se antojan vitales en este Melilla.

Juan Rubio. Ha pasado de ser el quinto exterior, a ser uno de los cuatro integrantes del perímetro este curso, fiel reflejo de la confianza de Alcoba en él (único jugador que continúa). Una lesión le cortó la pasada temporada, pero regresa al 100%. Alero físico de buenos muelles, puede lanzar, penetrar o rebotear, debe progresar en la madurez del juego y consistencia.

Gediminas Žylė. Pocos ‘cuatros’ reúnen su combinación de calidad, movilidad, altura y muñeca, con una envergadura que hace muy complicado taponar sus lanzamientos. Capaz de anotar desde fuera y ser ‘cinco’ circunstancial, va a más en el rebote y en la defensa ante jugadores físicos.

Jesse Chuku. Tras su debut en la competición de la mano de Coruña, el británico coincidirá de nuevo en la Ciudad Autónoma con Gilling. Todo potencia en el ‘cuatro’, tras un curso irregular e inconsistente en el tiro exterior, habrá que ver si ofrece su mejor versión con un año ya de adaptación.

Vasijlije Vučetić. No tuvo opciones en Bilbao, llegó a Iraurgi y allí desde el primer día fue decisivo, pero una lesión cortó su final de campaña. Interior de 207 cm, habilidoso en el poste bajo, capaz de anotar desde la media-larga distancia, inteligente en la lectura del juego y buen finalizador del P&R, debe elevar su nivel defensivo y seguir madurando su juego, pero este curso debe ser un pívot importante en Oro.

Darko Balaban. Única pieza azulina que no tiene experiencia en Ligas FEB. Se trata de un center fuerte, buen reboteador, protector del aro; bueno en el P&R, define bien en las inmediaciones del aro y tiene capacidad para jugar de espaldas, aunque a veces pierde bastantes balones. El rendimiento del serbio cae considerablemente fuera de su radio de acción y sus personales aumentan cuando tiene enfrente a pívots móviles.

Vinculados al CAM Enrique Soler estarán el base cerebral Luis García, el tirador canario Alberto Artiles y el lituano Erikas Kaliničenko, proyecto de alero alto crecido en Alicante.

Alejandro Alcoba (entrenador). Vuelve a repetir una temporada más en Melilla. Tras quedarse a un partido del ascenso la pasada temporada, el técnico que ya sabe que lo que es “ascender” vuelve a buscarlo con un bloque lleno de jugadores que conocen la competición.


Cómo lo ve… Juanma Pastor

Objetivo del equipo

Tras no cumplir los dos objetivos marcados el año pasado, Copa Princesa y ascenso a la ACB, el objetivo principal del Melilla Baloncesto este temporada 2018/19, evidentemente, por el presupuesto que mueve cada año, no puede ser otro que el ascenso a la Liga Endesa. Pero tras lo ocurrido este verano en cuanto a movimientos y renovaciones de jugadores, el tema en un principio no pinta tan bien como el año pasado. Es cuestión de echar a andar y ver cómo se acopla este nuevo Melilla a la competición. Ningún jugador de la temporada pasada eligió el proyecto del Decano, prefiriendo otros proyectos, bien en la misma liga o bien en liga superior, y solo Juan Rubio sigue, ya que tenía contrato. El equipo empezó a construirse con un gran fichaje, la vuelta de Franch, claro síntoma de lo que puede y debe ser este equipo, y a partir de ese momento ficharon jugadores de segunda fila, sin desmerecer a nadie, por supuesto, y quién sabe si darán un rendimiento óptimo. Con la llegada de Urtasun y Agada, hacen nuevamente un juego exterior ilusionante, pero por dentro, en el juego interior no mejoran con respecto al año pasado, y van por debajo de equipos como Betis, Bilbao y Palma. Uno de los llamados a sustituir a Fran Guerra, Darko Balaban, se incorporó a la disciplina del club en la cuarta semana de pretemporada, por el clásico tema burocrático, y bueno… realmente es una incógnita, y aunque parece que el jugador tiene talento cerca de aro, su actual estado de forma no ayudará al equipo en este comienzo de liga. Todos partimos con una ilusión renovada para poder conseguir lo que conseguimos hace tres años y por única vez en la historia de este club, el ascenso a la máxima división nacional.

Valoración de la pretemporada

La primera gira del Melilla Baloncesto en tierras portuguesas no les sirvió de mucho al equipo de Alcoba. Primero porque jugó sin sus dos CENTER, Vučetić, porque se lesionó en el primer partido, a los pocos minutos de comenzar el choque, y Balaban porque no llegó hasta la cuarta semana de pretemporada. Los rivales no fueron los adecuados para preparar el comienzo liguero, ya que Benfica, el mismo día del partido contra Melilla se incorporaron los 8 lesionados que no pudieron disputar una semana antes el partido contra Barcelona B. El segundo partido, contra Ourense, fue un partido fácil contra los de Gonzalo, que están en vías de construcción y se atisba un comienzo como el del año pasado, que solo ganaron un partido en la primera vuelta. Mucho deben cambiar los gallegos para competir con ciertas garantías en este comienzo liguero. El tercer partido contra Benfica, por segunda vez, fue muy diferente y los portugueses vencieron a los norteafricanos claramente. Hay que añadir que los de Alcoba jugaron sin sus dos pivots, Vučetić y Balaban.

En la segunda gira, Palencia y Valladolid, debía ser un punto de inflexión para ver que equipo veriamos en este comienzo de liga. Contra los palentinos, cayeron por 101-96. Al descanso habían encajado 62 puntos, algo inusual, y aunque en la segunda mitad se aproximaron a 2 puntos, la irregularidad del equipo de Alcoba y la concesión de rebotes era patente y al final cayeron merecidamente. Vimos a un Darko Balaban fuera de forma pero que puede ser importante en esta categoría, siendo fuerte cerca de aro y con movimientos interesantes. El segundo partido contra los vallisoletanos fue casi un calco del primero, un equipo que quiere correr siempre hacia delante, pero que se le olvida correr hacia atras a defender su zona.

El balance defensivo y la defensa del rebote (como se puede ver en los vídeos 1, 2, 3, 4 y 5) son dos claros síntomas de los problemas de este nuevo proyecto, y por supuesto las situaciones que le harán al pívot Balaban de 2×1 en el poste bajo (vídeo) y la defensa que le harán a Agada, priorizándole el tiro antes que la penetración. Lo negativo de este encuentro fueron las lesiones de Franch y Vučetić.

Nombres a seguir

En este equipo, hay tres hombres conocidos en esta liga que son importantes, como son Franch, Agada y Urtasun. Balaban está llamado a ser importante sí o sí, es nuestra referencia más próxima al aro y dependerá mucho de lo que él pueda hacer. Bien es cierto que ha dejado detalles muy positivos, pero actualmente está fuera de forma. Habrá que seguir muy de cerca a los jugadores jóvenes como Pol Oliver y Javi Marín. Gilling es un jugador muy irregular y veremos hasta qué punto es capaz de aportar con esta irregularidad y con las ventanas FIBA. La rotación de Balaban, Vučetić, será otra incógnita a la hora de hacer el ‘cinco’ y jugar cerca de aro.

Equipos candidatos al ascenso / equipo revelación

Hay un candidato claro al ascenso, Real Betis. Después hay otros como Bilbao, Palma y Melilla que deben estar entre los cuatro primeros, e incluso me atrevería a meter en este grupo a Granada. Volverá a ser revelación Araberri, dado que ha sorprendido en esta pretemporada, y hay jugadores que van a llamar muchísimo la
atención, como Hermanson (Palencia), Uchendu (Coruña), Hayes (Valladolid), Robinson (Araberri) y Barber (Palma).


BilbaoReal BetisPratPalenciaOCBAmicsCoruñaCBCVCáceresAraberriBarça BPalmaCOBPeñasForça LleidaGranadaReal Canoe
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: